Uncategorized archivos - SEAS 24 horas

5-consejos-para-tus-viajes-largos-1.jpg

Los viajes largos son una constante en los camioneros y en los transportistas profesionales, unos recorridos que hay que planificar con cuidado y ante los que debemos seguir una serie de pautas para llegar bien al destino.

Estos consejos sirven tanto para camioneros como para aquellos que llevan otros vehículos como furgonetas, aunque en el caso del camión hay que tener presente el tacógrafo y que el viaje puede durar varios días.

¿Sabes cómo actuar en caso de tener que realizar un viaje largo?

Antes de subirnos al vehículo conviene que miremos la ruta, tanto para ver por dónde vamos a ir como para saber dónde vamos a parar y qué zonas debemos evitar.

1.- Planifica el recorrido y las paradas

Cuando tenemos que hacer un viaje largo lo primero es planificarlo, tanto si vamos en camión como si vamos en una furgoneta.

Gracias a las herramientas que tenemos disponibles como Google Maps, o diversas apps para camioneros, podemos ver dónde vamos a poder parar, dónde hay estaciones de servicio con servicios para camioneros, dónde hay un parking vigilado, etc.

De esta manera, cuando arrancamos ya sabemos dónde vamos a poder descansar, algo que es fundamental con los camiones, puesto que por ley solo se pueden conducir nueve horas al día y hay que hacer una pausa de 45 minutos a mitad de la jornada.

Con una furgoneta sí que podemos ir más “a la aventura” (aunque no conviene hacerlo), pero con un camión salir sin un plan puede hacer que todo se complique, en especial a la hora de parar a dormir, cuando las áreas de servicio se llenan y no hay aparcamiento.

También conviene revisar nuestro plan para ver a qué horas vamos a pasar por las inmediaciones de las ciudades, con el fin de evitar las horas punta que nos pueden retrasar mucho. De hecho, evitando estos periodos podemos ganar mucho tiempo, sobre todo con el camión que tiene limitación de horas.

Si el viaje va a durar varios días, y sobre todo si vamos a salir de España, convendría llevar algunas provisiones por si no nos es posible hacer compras durante el trayecto por nuestros horarios. Unas latas de lentejas, judías o garbanzos nunca estorban y venden una especie de recipientes que funcionan con el mechero del camión y que pueden calentarlas.

Revisiones necesarias antes de salir a la carretera

Hacer un viaje largo no significa subirnos al camión o a la furgoneta y empezar a hacer km. Hay que realizar varias revisiones que harán que circulemos más tranquilos.

2.- Comprobamos la documentación

En las salidas a la carretera para hacer un viaje muy largo no podemos volver a la base a recoger un documento que se nos ha olvidado o para meter en la guantera los papeles de la furgoneta.

Por eso, antes de arrancar hay que tomarse unos minutos para comprobar lo que llamamos “los papeles”.

Así, nos cercioramos de que llevamos nuestro carnet de conducir y de identidad, nuestra tarjeta sanitaria y que en la guantera va toda la documentación del vehículo. Una vez que lo hemos comprobado haremos lo propio con los documentos de la carga, que nos van a pedir en el destino.

3.- Revisamos la mecánica

La revisión mecánica más importante antes de comenzar un viaje que nos puede llevar días, pues dedicar un cuarto de hora antes de salir puede evitar que nos quedemos tirados en otro país, con todos los problemas que ello supone.

Podemos comenzar con las ruedas, que en los camiones sufren más que en las furgonetas por el peso que llevan. Hay que ver cómo está la banda de rodadura y comprobar que tengan aire, algo que se puede hacer usando un palo para golpearlas.

También conviene revisar todo el exterior del vehículo, en especial el remolque, y aprovechar que estamos fuera para ver si todas las luces funcionan.

En la parte donde están el motor siempre hay que mirar para ver si hay fugas y comprobar todos los niveles, en especial los del aceite, pues ya sabemos que un nivel muy bajo puede destrozar nuestro motor.

Por supuesto, al arrancar habrá que fijarse en cualquier luz de alarma que se pueda encender en el cuadro de instrumentos, mirando en el manual de taller a qué se debe y pasando por el taller antes de iniciar el viaje.

¿Qué hacer una vez te encuentres en el trayecto?

Cuando ya estamos en el trayecto también hay tareas que hay que hacer y que van más allá de conducir, como las que vamos a ver a continuación.

4.- Revisar a diario el vehículo

Esto está dirigido sobre todo a los camioneros, que hacen viajes que duran varios días, en los que hay que revisar el vehículo antes de empezar la jornada o en cuanto se pueda si salimos de noche.

Hay que tener en cuenta que el camión es un vehículo que sufre mucho por el peso que arrastra, por lo que las revisiones nunca sobran. En esta revisión diaria hay que centrarse sobre todo en las ruedas y en el remolque, en especial si llevamos carga. Además, hay que estar atento al depósito de combustible, pues por desgracia los robos de combustible son frecuentes.

5.- Hacer descansos periódicos

Durante la ruta lo más importante son los descansos periódicos. Ya hemos dicho que los camioneros tienen que parar 45 minutos a mitad de la jornada, pero conducir más de cuatro horas sin parar es una barbaridad.

Dentro de lo posible, habría que hacer pequeñas paradas cada dos horas, con el fin de ir al servicio, beber un poco de agua y estirar las piernas, paseando por las áreas de servicio y haciendo unos pequeños estiramientos que ayudarán a desentumecer los músculos tras horas en la misma postura.

Si solemos hacer viajes de muchos días a menudo, una buena idea es meter en el camión un pack de gomas para hacer ejercicios. Caben en cualquier parte y nos sirven para mantener el cuerpo sano, para trabajar la espalda que es la que más sufre en las largas jornadas de conducción. Podemos usarlas en cualquier lugar e incluso atarlas a alguna zona del remolque para que los ejercicios sean más completos.


Cinco-consejos-para-cuidar-tu-camion-1.jpg

Cuidar tu camión es algo necesario por varios factores, como puede ser la fiabilidad mecánica y la seguridad, lo que se traduce en más dinero a final de mes.

Un camión bien cuidado funciona mejor y hace que el conductor pueda conducir mejor y sin estrés, por lo que siempre conviene cuidar tu camión lo máximo posible, pues es la herramienta de trabajo que nos permite ganarnos la vida.

Ventajas de tener tu camión en buen estado

Tener un camión en buen estado nos da una serie de ventajas a la hora de trabajar que vamos a ver a continuación.

Tendremos más clientes

Los transportistas profesionales tienen que estar luchando siempre para obtener portes, pues el mundo del transporte es muy competitivo.

Cuando llegamos a descargar a la nave del cliente siempre se fijan en el estado del camión, y uno en mal estado siempre da una mala impresión.

Además, hace pensar al cliente si con un camión que no cuidamos vamos a ser capaces de llegar a tiempo con las mercancías, y pondrán en duda cómo tratamos el material que transportamos si ni siquiera somos capaces de mantener bien el camión.

Esto nos puede llevar a perder varios clientes y una buena parte de la facturación.

Ahorramos en el taller

Mantener un camión en buen estado cuesta dinero, pero el precio del mantenimiento no es nada comparado con el que nos pueden costar algunas averías producidas por conducir un vehículo de estas dimensiones en mal estado.

Siempre es más económico coger las averías a tiempo, y cambiar una parte del turbo que no funciona bien antes de romper el turbo entero.

Debemos pensar en el mantenimiento como una inversión que nos reportará beneficios y no como un gasto, que evitará que tengamos que llamar a la asistencia en carretera para camiones.

Evitará que nos multen

Los transportistas profesionales conocemos muy bien lo que cuestan las multas, y las pérdidas de tiempo que pueden llegar a ocasionar.

Cuidar tu camión evitará multas por no llevar las luces en buen estado, por llevar las ruedas muy gastadas, por llevar espejos rotos, etc. Una vez más, que el camión vaya en perfecto estado será como una inversión que evitará que nos pongan multas y nos retengan en pleno viaje.

Disminuye el riesgo de accidentes

Un accidente con un vehículo siempre es algo serio, pero cuando trasladamos decenas de toneladas se puede convertir en algo fatal.

Este cuidado incluso puede ahorrar problemas con el seguro para tu camión, que en caso de ocurrir un accidente relacionado con un mantenimiento deficiente podría poner problemas para cubrir los gastos.

Hay que llevar al día todas las operaciones relacionadas con la mecánica y lo mismo con el interior, puesto que un conductor que va cómodo siempre estará más atento y concentrado en la conducción, disminuyendo la posibilidad de tener un percance.

Cinco consejos para cuidar tus camiones

Ya hemos visto que llevar un camión cuidado tiene varias ventajas. El mantenimiento de un vehículo que hace cientos de miles de km al año es complejo, por lo que nos vamos a centrar en los consejos más importantes.

Debemos mantener limpio el camión

Unos párrafos más arriba decíamos lo importante que era la apariencia exterior del camión y para mantenerla nada mejor que lavarlo de manera periódica.

En las áreas de servicio de las carreteras principales encontramos lanzas con agua a presión y máquinas para que el vehículo luzca siempre un buen aspecto.

Además, con el lavado alargamos la vida de la pintura, evitamos que se acumule la suciedad y la sal en los bajos, lo que podría ocasionar oxidación y que el metal se corroa.

No debemos olvidar los espejos y las lunas, para poder ver bien en cualquier circunstancia y evitar que el sol nos ciegue por llevarlos muy sucios.

Hay que revisar el aceite a menudo y cambiarlo cuando toca

El aceite es fundamental para los vehículos y más para un camión. Por eso, hay que revisar el nivel a menudo y cambiarlo cuando toca, mejor si se cambia un poco antes, sobre todo si el camión circula en condiciones adversas.

Cambiar el aceite y el filtro no es una operación complicada, que podemos hacer nosotros, y es de las que más alarga la vida del motor.

Las ruedas siempre en buen estado

Las ruedas de los camiones soportan pesos enormes y tienen a reventar en los veranos españoles.

Nunca hay que circular con ruedas en mal estado, pues son las que mantienen al vehículo en contacto con el suelo.

De este modo, hay que revisarlas a menudo y cambiarlas en cuanto den el más mínimo signo de fatiga, pues de estos cambios depende no tener un accidente.

Hay que cuidar el sistema de frenos

Una de las partes más importantes de un camión son los frenos. Este sistema tiene que ir con un mantenimiento hecho al milímetro, revisando el nivel del líquido, cuidando que no entre la humedad, cambiando los discos, las pastillas cuando notemos un desgaste excesivo, etc.

Los frenos en mal estado no serán capaces de detener el camión cuando toca y ya sabemos qué pasa en estas situaciones.

No apures los periodos de mantenimiento

Cada pieza tiene su mantenimiento que se hace cuando llega a un número de km determinados, pero para cuidar tu camión no apures estos periodos.

Si el fabricante dice que el aceite se cambia cada 100.000 km no llegues a ellos y lo mismo con todas las piezas. Evitarás que se rompan, provocando averías mayores, paradas en talleres, clientes enfadados, etc.

¿Qué hacer cuando no te puedes encargar del mantenimiento de tu camión?

Hay varias situaciones en las que no te puedes encargar del mantenimiento de tu camión, siendo una de ellas la falta de tiempo y otra la falta de dinero.

La primera tiene fácil solución, ya que puedes contratar a alguien para que lleve tu camión al taller o es posible que tu seguro ofrezca este servicio.

En el segundo caso la solución es más complicada. Nuestra recomendación es que en este caso hay que hacer lo posible para poder hacer el mantenimiento, al menos el más crítico para poder seguir usando el camión.

Ya hemos dicho que un mantenimiento deficiente puede tener consecuencias fatales y en ese caso no podrías trabajar durante bastante tiempo.

El mantenimiento de tu camión es lo primero en lo que debes pensar cuando cobras los portes, dejando una buena cantidad de dinero siempre disponible para poder cuidar el vehículo que te da de comer.


asistenciaCamiones.jpg

El transporte por carretera es uno de los medios de transporte de mercancías más importantes, ya que permite realizar las entregas a casi cualquier parte del mundo, con un coste económico ajustado.

Los camiones son la base del transporte por carretera por lo que disponer de un buen seguro para tu camión debe ser una de tus prioridades. Ante cualquier problema o incidente que se produzca con el camión se podrá disponer de una asistencia rápida y profesional que impida pérdidas o retrasos en las entregas, y se estará cubierto ante los distintos riesgos a los que se enfrentan los camioneros en su día a día.

La asistencia en carretera para camiones es un aspecto esencial a la hora de contratar una póliza de seguros.

¿Qué es la asistencia en carretera para camiones?

La asistencia en carretera para camiones hace referencia al seguro para camiones que incluye cláusulas para auxiliar a los camioneros cuando sufren algún percance con su camión, ayudándolos y protegiéndose ante los distintos riesgos a los que se exponen.

La asistencia en carretera recoge una serie de cláusulas o términos que tienen como objetivo complementar un seguro de camiones, recogiendo los principales riesgos que se sufren cuando se conduce por carretera.

La asistencia en carretera para camiones

En la asistencia en carretera para camiones se incluyen cláusulas que protegen al propio vehículo. Algunos de estos términos de asistencia en carretera para camiones son:

Reparación urgente

Sin duda, disponer de un servicio de reparaciones urgentes debe ser una de las cláusulas prioritarias dentro de un seguro de camión con asistencia en carretera. Si el camión sufre una avería que le impida seguir su camino es necesario poder solventarla lo antes posible para minimizar las pérdidas de tiempo y dinero.

Hay que tener en cuenta que el contrato recoja la cobertura de las reparaciones en las principales rutas que se utilizan para el transporte, incluso si se trata de zonas internacionales.

Las mejores compañías de seguro ofrecen un teléfono de atención inmediata para poder recibir la asistencia que se necesita sin tener que esperar o realizar distintas llamadas. Incluso, algunas ofrecen un sistema de geolocalización para conocer en todo momento el punto exacto donde se encuentra el vehículo, y que el proceso de asistencia sea lo más ágil posible.

Las averías más comunes se pueden resolver in situ con un buen servicio de asistencia en carretera para camiones, como luces, pinchazos, fallos de arranque y otros problemas habituales.

Remolcaje por avería

No todas las averías o problemas que se produzcan en un camión pueden ser reparadas sobre la marcha. En esos casos habrá que remolcar el vehículo hasta un taller donde poder realizar las reparaciones pertinentes. El seguro debe incluir cobertura para estos casos, transportando el camión hacia un lugar donde pueda ser reparado.

Gastos del camión por incidentes

Es posible que el camión quede inmovilizado por alguna circunstancia, como una salida de carretera por agua o hielo, un pinchazo o algún otro incidente. En estos casos la asistencia en carretera debe incluir el proceso para poder realizar el “rescate” y situar al camión nuevamente en condiciones de seguir su ruta.

Cobertura 24 horas

Los transportes se realizan a distintas horas, incluso por la noche se mueve mercancía por carretera. Un buen seguro con asistencia en carretera debe ofrecer un servicio de 24 horas de asistencia, para poder solucionar cualquier problema, independientemente de la hora del día en la que se produzca.

La asistencia en carretera para camioneros

Nunca hay que olvidar que no solo es el camión el que está expuesto a accidentes y averías, el camionero también puede sufrir incidentes que es importante que estén cubiertos con una asistencia en carretera específica.

Los riesgos que cubre un buen servicio de asistencia en carretera para camioneros son:

  • Gastos de alojamiento y transporte. Cuando se produce una avería seria es posible que no se pueda continuar con el transporte o que se tenga que permanecer tiempo cerca del lugar donde se produjo la avería. En estos casos se debe contar con cobertura para cubrir los gastos de alojamiento o los gastos del transporte de vuelta.
  • Gastos por robo o inmovilización del camión. Es posible que durante algún momento del servicio se produzcan incidentes desagradables que afectan directamente al conductor como robos o inmovilización del vehículo. La mejor manera de estar cubiertos es que el seguro incluya en el contrato una cláusula para afrontar estos casos.
  • Gastos de gestión de multas. Otra circunstancia que sufren los camioneros a menudo son las multas por infracciones de tráfico. Una gran parte de estas multas pueden ser recurridas y acaban finalmente siendo retiradas. Una buena asistencia en carretera debe cubrir la gestión de este tipo de reclamaciones para poder quitar las multas que no son a lugar.
  • Asistencia jurídica en el extranjero. En el transporte por carretera es habitual tener que cruzar la frontera para realizar entregas en otros países, sobre todo dentro de la Unión Europea. El seguro debe cubrir la asistencia jurídica en el extranjero para que el camionero esté seguro y protegido jurídicamente fuera del territorio nacional.
  • Repatriación en caso de accidente o fallecimiento. Para los casos más graves como puede ser un accidente severo o incluso el fallecimiento del conductor, la asistencia en carretera debe cubrir los gastos.
  • Gastos médicos. Cualquier lesión que se produzca por causa de un accidente debe ser cubierta por el seguro, incluyendo que el percance se produzca fuera del territorio nacional.

Contar con un seguro que incluya asistencia en carretera para camiones debe ser una prioridad para cualquier empresa de transporte o camionero independiente. Conducir largas distancias por carretera lleva asociados una gran cantidad de riesgos para el vehículo, el conductor y la mercancía, por lo que es importante contar con una asistencia en carretera para poder solventar cualquier problema de forma rápida y eficiente, minimizando las pérdidas o periodos de inactividad.

En el mercado existe una amplia oferta de seguros con asistencia en carretera para camiones donde elegir aquel que se adapte mejor a las necesidades de cada empresa o camionero.

 


Abrir chat