rr.jpg

Desarrollo de camiones eléctricos

enero 28, 2022 0Uncategorized

El precio de los combustibles contaminantes como la gasolina y el gasoil se encuentran a un precio muy elevado lo que hace que los costes de transporte sean cada vez más altos para las empresas. Además, la tendencia actual es apostar por energías renovables para garantizar la sostenibilidad y ayudar al cuidado del medioambiente reduciendo la huella de carbono.

En este entorno, el uso de vehículos eléctricos es cada vez una alternativa que abrazan más usuarios y empresas. Por ejemplo, la demanda de camiones eléctricos se ha disparado en los últimos años, donde muchas empresas buscan que sus vehículos de reparto y transporte no tengan que depender de los combustibles contaminantes.

Desarrollo de vehículos eléctricos para el transporte de mercancías

Se trata de una tendencia actual, donde los principales fabricantes de vehículos de transporte como camiones, furgones o furgonetas, están desarrollando vehículos eléctricos especialmente dirigidos a este sector. Esta respuesta a la demanda actual del mercado, busca un transporte sostenible y amigable con el medio ambiente, haciendo que la cadena de suministro deje el menor impacto negativo en el planeta (la logística inversa también es otro aspecto importante por el que apuestan las empresas que participan en la cadena de suministros).

Ventajas del uso de caminos eléctricos

Con muchos los beneficios que ofrecen este tipo de vehículos, tanto para las empresas, como para el medioambiente, e incluso, para los propios consumidores, cada vez más sensibles en estos temas.

Las principales ventajas del uso de camiones eléctricos para el transporte son:

Disminución de la huella de carbono

La electricidad es una fuente de energía que no tiene emisiones cuando se utiliza para mover un vehículo, como sí ocurre con la energía por combustión como la gasolina o el gasoil.

Si las flotas de transporte van poco a poco utilizando vehículos eléctricos la huella de carbono se reducirá de forma considerable y la cantidad de contaminación que se vierte a la atmósfera permitirá tener ciudades con un aire mucho más limpio y sano.

Reducción de costes para la empresa

La electricidad es mucho más barata que los combustibles fósiles por lo que las empresas podrán ahorrar costes. Si en un vehículo particular la reducción de la factura mensual de combustible se ve notablemente reducida con el uso de coches eléctricos, este ahorro extrapolado a camiones que realizan muchos más kilómetros, presenta una reducción de costes muy interesante para las empresas.

Acceso a centros urbanos

Las grandes ciudades cada vez son más restrictivas con el acceso de vehículos contaminantes a sus centros históricos o calles principales. Por este motivo, el desarrollo de camiones y vehículos de transporte eléctricos permitiría acceder a estas zonas sin ningún problema, para realizar de forma rápida, eficiente y segura la entrega de mercancías.

Dificultades del desarrollo de camiones eléctricos

A pesar de las ventajas tan interesantes que ofrecen este tipo de vehículos de transporte eléctrico para mercancías, existen unos inconvenientes a la hora de desarrollarlos que suponen un gran reto para la industria automovilística.

Autonomía de los camiones eléctricos

Los camiones de transporte de mercancías se caracterizan por hacer largos recorridos. Por ejemplo, es habitual que este tipo de vehículos recorran media Europa para llevar mercancías entre países, lo que supone hacer miles de kilómetros.

El desarrollo de camiones eléctricos para el transporte de mercancías se enfrenta al problema de la limitada autonomía de las baterías. Por este motivo, las principales empresas trabajan en este aspecto buscando soluciones para incrementar el número de kilómetros que pueden realizarse con una carga.

Puntos de recarga para vehículos eléctricos

Otro aspecto que dificulta el uso de camiones eléctricos para el transporte de mercancías es la insuficiencia de puntos de carga que permitan recorrer distancias largas utilizando trayectos óptimos.

Si existiesen más puntos de carga, incluso se podría reducir la barrera actual de la autonomía de carga, facilitando que los camiones pudiesen cargarse en cualquier estación de servicios, por ejemplo.

Tiempo de carga

Finalmente, el tiempo de carga es otro de los desafíos del desarrollo de camiones eléctricos. Para cargar la batería debe ser necesario invertir poco tiempo para que los tiempos de transporte y entrega de mercancías no se vean incrementados, lo que supondría un auténtico problema para la cadena de suministros (repercutiría de forma directa y negativa en el tiempo de entrega a los usuarios finales).

 

La tendencia en el desarrollo de camiones eléctricos nos presenta un futuro cercano donde este tipo de vehículos sean los encargados del transporte de mercancías, ayudando a la sostenibilidad y cuidado del medioambiente.

Marcas como Volvo ya apuestan fuerte por el desarrollo de vehículos eléctricos de transporte, luchando contra las principales barreras como son la autonomía o el tiempo de carga de las baterías. Si se superan estas barreras el impacto que tendrá en la cadena de suministro el desarrollo de camiones eléctricos será muy importante, ayudando a cuidar el planeta y a reducir los costes de transporte, algo que afecta tanto a personas como empresas.


Abrir chat