5-consejos-para-tus-viajes-largos-1.jpg

5 consejos para tus viajes largos

junio 17, 2021 0Uncategorized

Los viajes largos son una constante en los camioneros y en los transportistas profesionales, unos recorridos que hay que planificar con cuidado y ante los que debemos seguir una serie de pautas para llegar bien al destino.

Estos consejos sirven tanto para camioneros como para aquellos que llevan otros vehículos como furgonetas, aunque en el caso del camión hay que tener presente el tacógrafo y que el viaje puede durar varios días.

¿Sabes cómo actuar en caso de tener que realizar un viaje largo?

Antes de subirnos al vehículo conviene que miremos la ruta, tanto para ver por dónde vamos a ir como para saber dónde vamos a parar y qué zonas debemos evitar.

1.- Planifica el recorrido y las paradas

Cuando tenemos que hacer un viaje largo lo primero es planificarlo, tanto si vamos en camión como si vamos en una furgoneta.

Gracias a las herramientas que tenemos disponibles como Google Maps, o diversas apps para camioneros, podemos ver dónde vamos a poder parar, dónde hay estaciones de servicio con servicios para camioneros, dónde hay un parking vigilado, etc.

De esta manera, cuando arrancamos ya sabemos dónde vamos a poder descansar, algo que es fundamental con los camiones, puesto que por ley solo se pueden conducir nueve horas al día y hay que hacer una pausa de 45 minutos a mitad de la jornada.

Con una furgoneta sí que podemos ir más “a la aventura” (aunque no conviene hacerlo), pero con un camión salir sin un plan puede hacer que todo se complique, en especial a la hora de parar a dormir, cuando las áreas de servicio se llenan y no hay aparcamiento.

También conviene revisar nuestro plan para ver a qué horas vamos a pasar por las inmediaciones de las ciudades, con el fin de evitar las horas punta que nos pueden retrasar mucho. De hecho, evitando estos periodos podemos ganar mucho tiempo, sobre todo con el camión que tiene limitación de horas.

Si el viaje va a durar varios días, y sobre todo si vamos a salir de España, convendría llevar algunas provisiones por si no nos es posible hacer compras durante el trayecto por nuestros horarios. Unas latas de lentejas, judías o garbanzos nunca estorban y venden una especie de recipientes que funcionan con el mechero del camión y que pueden calentarlas.

Revisiones necesarias antes de salir a la carretera

Hacer un viaje largo no significa subirnos al camión o a la furgoneta y empezar a hacer km. Hay que realizar varias revisiones que harán que circulemos más tranquilos.

2.- Comprobamos la documentación

En las salidas a la carretera para hacer un viaje muy largo no podemos volver a la base a recoger un documento que se nos ha olvidado o para meter en la guantera los papeles de la furgoneta.

Por eso, antes de arrancar hay que tomarse unos minutos para comprobar lo que llamamos “los papeles”.

Así, nos cercioramos de que llevamos nuestro carnet de conducir y de identidad, nuestra tarjeta sanitaria y que en la guantera va toda la documentación del vehículo. Una vez que lo hemos comprobado haremos lo propio con los documentos de la carga, que nos van a pedir en el destino.

3.- Revisamos la mecánica

La revisión mecánica más importante antes de comenzar un viaje que nos puede llevar días, pues dedicar un cuarto de hora antes de salir puede evitar que nos quedemos tirados en otro país, con todos los problemas que ello supone.

Podemos comenzar con las ruedas, que en los camiones sufren más que en las furgonetas por el peso que llevan. Hay que ver cómo está la banda de rodadura y comprobar que tengan aire, algo que se puede hacer usando un palo para golpearlas.

También conviene revisar todo el exterior del vehículo, en especial el remolque, y aprovechar que estamos fuera para ver si todas las luces funcionan.

En la parte donde están el motor siempre hay que mirar para ver si hay fugas y comprobar todos los niveles, en especial los del aceite, pues ya sabemos que un nivel muy bajo puede destrozar nuestro motor.

Por supuesto, al arrancar habrá que fijarse en cualquier luz de alarma que se pueda encender en el cuadro de instrumentos, mirando en el manual de taller a qué se debe y pasando por el taller antes de iniciar el viaje.

¿Qué hacer una vez te encuentres en el trayecto?

Cuando ya estamos en el trayecto también hay tareas que hay que hacer y que van más allá de conducir, como las que vamos a ver a continuación.

4.- Revisar a diario el vehículo

Esto está dirigido sobre todo a los camioneros, que hacen viajes que duran varios días, en los que hay que revisar el vehículo antes de empezar la jornada o en cuanto se pueda si salimos de noche.

Hay que tener en cuenta que el camión es un vehículo que sufre mucho por el peso que arrastra, por lo que las revisiones nunca sobran. En esta revisión diaria hay que centrarse sobre todo en las ruedas y en el remolque, en especial si llevamos carga. Además, hay que estar atento al depósito de combustible, pues por desgracia los robos de combustible son frecuentes.

5.- Hacer descansos periódicos

Durante la ruta lo más importante son los descansos periódicos. Ya hemos dicho que los camioneros tienen que parar 45 minutos a mitad de la jornada, pero conducir más de cuatro horas sin parar es una barbaridad.

Dentro de lo posible, habría que hacer pequeñas paradas cada dos horas, con el fin de ir al servicio, beber un poco de agua y estirar las piernas, paseando por las áreas de servicio y haciendo unos pequeños estiramientos que ayudarán a desentumecer los músculos tras horas en la misma postura.

Si solemos hacer viajes de muchos días a menudo, una buena idea es meter en el camión un pack de gomas para hacer ejercicios. Caben en cualquier parte y nos sirven para mantener el cuerpo sano, para trabajar la espalda que es la que más sufre en las largas jornadas de conducción. Podemos usarlas en cualquier lugar e incluso atarlas a alguna zona del remolque para que los ejercicios sean más completos.


Abrir chat